INICIO
    NOTICIAS
    RES/CALENDARIO
    CAMPEONATO
    FOTOS
    ESTADISTICAS
    CONTACTO
Toro Rosso y Renault vuelven a separarse. Honda es el nuevo suministrador
15/09/2017


Se hizo esperar, pero finalmente se dio el primer paso: Toro Rosso y Renault anunciaban que comienzan un nuevo camino juntos, en este caso, por separado. Apenas dos párrafos para confirmar que la firma del rombo ya no suministrará los motores al equipo de Faenza, el cual comenzará a montar las unidades de potencia de Honda en una unión multianual, que concretamente será para las próximas tres temporadas.

Según el comunicado publicado por Renault Sport, la decisión ha llegado de mutuo acuerdo, después de tres temporadas (2014, 2015 y 2017) en las que juntos han cosechado 137 puntos, con un cuarto puesto como mejor resultado en 2015 y con Max Verstappen al volante del Toro Rosso. Las palabras de Franz Tost apuntan a una gran confianza por parte de la formación italiana en las capacidades del fabricante de motores japonés.

”Todo el mundo en nuestro equipo está deseando trabajar con Honda. Desde que su fundador, Soichiro Honda, decidió inscribir sus motocicletas en eventos, la competición ha sido siempre parte central de la compañía. Es un desafío muy emocionante y espero que ambas partes adquieren mucho de él a medida que evolucionemos juntos. Honda tiene una larga historia en la Fórmula 1, que se remonta a 1964, cuando entró por primera vez en la competición con su propio equipo y, como proveedor de motores, consiguiendo cinco títulos de Campeones del Mundo de Pilotos y seis de Constructores, este patrimonio, junto con la plena confianza que tenemos en las capacidades de Honda para tener éxito, me hacen creer firmemente que lograremos un futuro fructífero juntos”.

En el caso de Toro Rosso, la buena noticia para un equipo más bien modesto (forjado sobre los restos de Minardi) es que a partir de ahora podrá trabajar con un suministrador de motores en exclusiva, todo ello sumado a los beneficios económicos que puede traer el fabricante japonés bajo el brazo con el objetivo de no quedarse fuera de la Fórmula 1. Obviamente, los motores deberían llegar de forma gratuita, una ventaja con la que parte el equipo STR a la hora de elaborar los presupuestos de la próxima temporada.

También es cierto que a partir de ahora tendrán un foco mayor encima. Los de Faenza tienen menos historia que McLaren en la Fórmula 1, pero la llegada de Honda, especialmente tras la debacle vivida durante los últimos tres años, les hará que muchas miradas, ajenas a ellos durante los últimos años, vuelvan a fijarse en el equipo B de los toros rojos. El rendimiento del equipo en 2018 determinará si ha sido el cambio correcto y si Red Bull Racing debe tomar el mismo camino.