INICIO
    NOTICIAS
    RES/CALENDARIO
    CAMPEONATO
    FOTOS
    ESTADISTICAS
    CONTACTO
Rally de Finlandia 2017: Jari-Matti Latvala pone orden y Toyota sueña con el triplete
29/07/2017


La edición de esta temporada del Rally de Finlandia está viviendo un dominio incontestable por parte de los pilotos suomi. Si ayer el encontrarnos a cuatro pilotos locales copando las cuatro primeras posiciones parecía una simple anécdota (la última vez que cuatro finlandeses acapararon las cuatro posiciones al final de un rally fue precisamente en la edición de 1997 del 1.000 lagos), hoy esta opción se ha solidificado, especialmente por los problemas de Mads Ostberg y Craig Breen y la mayor confianza de Juho Hänninen. En esta situación, tener a pilotos fineses en tus filas parece un seguro de vida, por lo que Toyota, más allá del duelo entre Latvala y Lappi por la victoria, ha comenzado a soñar con un posible triplete histórico.

Sin los problemas de la diferencia de agarre por el orden de salida, Jari-Matti Latvala se lanzaba desde el primer tramo de la mañana, sabedor de lo ocurrido el año pasado en el que Kris Meeke cimentó una pequeña ventaja durante el sábado que ya no pudo recuperar en pos de luchar por la victoria. Incluso tenía que ser Miika Anttila el que calmara el ataque al inicio de la primera especial. Mientras que Lappi tenía un arranque más tímido, los 2,7 segundos recortados por Jari-Matti le daban alas para seguir con esa ofensiva en los siguientes tramos. El propio Lappi reconocía no haber encontrado el agarre al principio del recorrido y admitía que si no tenía la confianza no se iba a meter de lleno en un cara a cara con su compañero de equipo.

”Estoy aquí para pelear. Esapekka está pilotando de forma asombrosa y Juho está conduciendo muy rápido también, así que nada viene de forma gratuita. Miikka me dijo que era demasiado agresivo al principio, pero traté de seguir atacando”.

Con los dos Toyota avanzando de forma imparable hacia lo que parece que puede ser su primer doblete de esta nueva era en el WRC, en el mejor de los casos será un triplete, las otras grandes novedades nos las encontrábamos en la lucha por las posiciones del podio y en el discurrir de la carrera de Thierry Neuville, todavía muy retrasado.

El belga seguía sin encontrarse cómodo en el Hyundai i20 WRC a pesar de haber cambiado los reglajes, admitiendo que tras haberlo probado todo, no serían competitivos lo que quedaba de fin de semana. Aspirante a salir líder de Finlandia, Neuville veía como finalmente Ogier decidía no tomar la salida al encontrarse todavía Julien Ingrassia conmocionado por el fuerte golpe de ayer. Todavía le queda la esperanza al tetracampeón de poder reengancharse mañana para luchar por los puntos de la Power Stage, sin embargo, el médico del rally, Timo Kaukonen le ha dado de baja al copiloto durante dos semanas.

Con Latvala pasando a ser de nuevo líder tras el paso por Päijälä (según algunos pilotos el hermano pequeño de Ouninpohja) con 4,8 segundos sobre Esapekka Lappi, muchos ojos se centraban ya en el plato fuerte del día. Por detrás, Hayden Paddon volvía a tener otro fin de semana negativo. Tras el abandono ayer del neozelandés después de romper la suspensión con una roca, la historia se repetía, esta vez al encontrar una piedra del tamaño de una pelota de futbol en la trazada que de nuevo le dañaba la suspensión y le obligaba a sumar su segundo abandono en dos días. Meeke no podría recuperar el tiempo perdido respecto a Neuville, renunciando a la séptima plaza de la general después de volver a tener problemas con el manejo del Citroën C3 WRC. Según el ganador del Rally de Finlandia 2016, era como pilotar un tracción trasera, algo que se sumaba a un problema con la dirección en el primer tramo del día.

Ouninpohja esperaba impacientemente a los participantes y allí Jari-Matti Latvala volvería a aprovechar para apaciguar al beligerante Esapekka Lappi antes de que el joven finlandés pudiera subirse a las barbas del primer espada de Toyota. Tras completar el póker de scratchs durante la mañana, Latvala se iba al parón del mediodía con 7,8 segundos de renta sobre su compañero de equipo y 57 sobre Hännninen que ya era tercero (Suninen se saltaba una chicane y perdía tiempo) y completaba el fin de semana de ensueño para Toyota de forma provisional.

Lappi por su parte reconocía que no le importaba si Latvala había ganado una o tres veces esta prueba, él quería ir más rápido, pero era consciente de que si iba más rápido no podría mantenerse en la pista. Ostberg por su parte perdía cualquier opción de un buen resultado después de salirse de pista y romper la suspensión trasera izquierda y los frenos. Sordo subía a la tercera plaza, ya con 3 minutos y 21 segundos perdidos, mientras que en el duelo por ser el primer no finlandés, Elfyn Evans superaba a Craig Breen.

Después del fuerte accidente de Ole-Christian Veiby, Jari Huttunen no sólo es el líder del WRC2, sino que también es el mejor RC2 clasificado, superando incluso al experimentado Eric Camilli por 13,4 segundos. Recalcamos que es el segundo rally de la carrera deportiva de Huttunen en un R5, un finlandés volador en potencia. Entre los JWRC, Nicolas Ciamin se mantiene líder, con la mala noticia de que Nil Solans sufría una salida de pista en el TC15 que lo retrasaba a la quinta posición, seguido de Dennis Radström el cual también tenía una pequeña excursión en la misma especial. Por su parte, Emil Linholm, la otra joven estrella finesa que destacábamos en nuestro previo, es el segundo Júnior clasificado en su debut en la categoría.